miércoles, 3 de enero de 2007

ESPINAS EN LA PIEL


Espinas en la piel tus palabras,
Dardos envenenados en mi sangre,
No sé desde cuando fui tu enemiga,
En que momento me gané tu rencor.

Desde cuando necesitas vencerme,
Desde qué momento te urge atacarme,
Y sobre todo ¿por qué antagonisamos?
Dime, ¿desde cuándo?.

No sé que prefiero, si tu fría indiferencia
O tu apasionado antagonismo,
Lo único que sé es que me duele,
Y yo sin saber el porque de tu enojo.

Las palabras dulces se me amargan,
Las miradas ardientes se congelaron,
La sonrisa se tornó incredulidad,
El hielo del desconcierto me congeló.

2 comentarios:

LaMarussa dijo...

Hay amiga, en estas palabras dejas al descubierto el lado oscuro del amor, sentimiento tan dulce en tiempo y amargo a destiempo.

Saludos

DD dijo...

Si amiga, más sin embargo no podemos vivir si el amor...